Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Juventud

Plan Estratégico, Ejes transversales

PLAN INTEGRAL DE JUVENTUD

El I Plan Integral de Juventud consolida la apuesta que se ha desarrollado en Gijón en los últimos 20 años en relación con la juventud, poniendo en marcha distintos servicios y programas dirigidos específicamente a este sector de la población. Fue aprobado por el Pleno del Ayuntamiento el 14 de diciembre de 2001.

El Plan incluye más de cien propuestas en materia de juventud, que afectan a áreas como el empleo, la formación, las nuevas tecnologías, la cultura, el deporte, la participación, la cooperación internacional, el transporte y la prevención de las drogodependencias.

El objetivo es dotar al municipio de una herramienta de trabajo eficaz que permita detectar las necesidades, problemas y potencialidades de un sector clave de la población como es la juventud, y estudiar, planificar, coordinar y evaluar cuantos programas se estimen oportunos, con la única limitación de los recursos presupuestarios existentes.

Sus ejes básicos son:

  • Integralidad: debe ser un Plan global que tenga en cuenta la complejidad de la juventud actual y que plantee medidas de carácter transversal que afecten al conjunto de la administración municipal.

  • Planificación: cuantos programas se pongan en marcha deben estar previstos y discutidos de forma que obedezcan a las necesidades planteadas.

  • Coordinación: las diferentes medidas y organizaciones competentes que las tengan que ejecutar han de actuar de manera coordinada según el Plan.

  • Evaluación continua: se establecerán mecanismos reglados y concretos (mesa o comisión de seguimiento) de evaluación y de observación de la realidad juvenil que permitan analizar la incidencia del Plan así como detectar errores o nuevas necesidades.

  • Participación: desde su concepción y elaboración hasta su evaluación y seguimiento debe de contarse con los propios jóvenes, tanto asociados a través del movimiento juvenil y del Conseyu de la Mocedá de Xixón como directamente a través de los mecanismos que se estimen oportunos.